De lo contrario, la reforma aprobada este jueves se convertirá en letra muerta

Paulina Díaz Guzmán, abogada del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (Ovsga) pidió vigilar la correcta aplicación de la reforma por la que se reconoció el acoso callejero como falta administrativa.

La organización participó en la elaboración de la iniciativa aprobada este jueves por el Congreso del Estado, con estudios y con los datos arrojados por el hashtag #miprimeracoso, que puso al descubierto que esta desagradable práctica victimiza desde tempranas edades, recordó la especialista. Díaz Guzmán pidió a las autoridades vigilar la correcta aplicación de la reforma, con el fin de evitar que se convierta en letra muerta, como ha ocurrido con otras problemáticas.

La iniciativa del diputado perredista, Iván Sánchez Nájera, define al acoso callejero como “todo acto de hostigamiento que se realice en contra de una persona en la vía pública, en el que haya o no contacto físico; consistente en comentarios, gestos o expresiones de connotación sexual o discriminatoria en razón del género, acecho, actos de exhibicionismo y cualquier práctica que vulnere la integridad de las personas o genere inseguridad en su transitar por los espacios públicos”.

Las modificaciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Aguascalientes y la Ley Municipal establecen que el infractor cumplirá un arresto de hasta por 36 horas, el pago de una multa económica y acreditar su asistencia a cursos de concientización sobre este tipo de conductas que deberán impartir las instancias municipales. La reforma entrará en vigor un día después de su publicación en el Periódico Oficial del Estado y cada municipio deberá armonizar su propia legislación.

 

Redacción