Eppcor, contratista responsable de la edificación del nuevo Hospital Hidalgo, acumula penalizaciones por más de 15 millones de pesos debido a los retrasos en la obra, que no se le han cobrado desde la administración de Carlos Lozano.

Si bien los descuentos debieron aplicarse en el último año del sexenio anterior, la ASF a través de la Auditoría de Inversiones Físicas 497-DS- GF solicitó al gobierno de Martín Orozco Sandoval aclarar la omisión, ya que el cobro no se había ejecutado a cinco meses de su administración. Por este motivo, el mandatario dijo en entrevista colectiva que la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas (Sefirecu) investigará las causas por las que Lozano no sancionó el atraso en los trabajos del nosocomio -que lleva nueve años en construcción- así como realizar los cobros correspondientes.

El ente fiscalizador señala que Sicom debió descontar a la empresa, un total de cinco millones 485 mil 600 pesos por incumplir los términos del contrato Vo.Bo.-0533- 185-15. Mientras tanto, Orozco Sandoval aclaró que el nuevo Hospital Hidalgo será inaugurado a finales de este mismo año.

“En cuanto a la obra civil SICOM ya tiene un cierre y ya tiene las posibles irregularidades que dará a conocer en su momento y si se están subsanando, porque hay un periodo en el que el propio empresario puede hacerlo. No debe pasar de este mes cuando la obra física se cierre para que los tiempos nos puedan dar porque ya en julio y agosto tenemos que arrancar con la licitación del segundo paquete de equipamiento, y partir de eso poder cubrir los plazos para que a final de año podamos inaugurarlo”, abundó.

 

Redacción