Necesaria la participación de urbanistas con una visión integral para el ordenamiento y desarrollo de los territorios

Egresados de Urbanismo de la UAA cuentan con conocimientos para el desarrollo de espacios más seguros. Las problemáticas de inseguridad en las entidades resultan de un fondo estructural que tiene una estrecha relación con la desigualdad existente, los problemas económicos y sociales presentes, elementos que tienen un impacto en los espacios y que representan un punto de partida para la formación de focos de inseguridad, por lo que es necesaria la participación de urbanistas con una visión integral para el ordenamiento y desarrollo de los territorios; así lo expuso Luis Enrique Santiago García, profesor de la carrera de Urbanismo de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Al respecto señaló que las ciudades se estructuran desde el punto de vista urbanístico de una manera desigual, donde los sectores vulnerables económicamente viven en espacios con grupos de personas que comparten dichas características sin tener acercamiento a una mayor diversidad de espacios de recreación y convivencia que favorezcan el desarrollo de dichas comunidades, por lo que es necesario considerar el equipamiento urbano para combatir la violencia y prácticas delictivas.

Santiago García indicó que, por ejemplo, en varias ciudades de Canadá no se presentan estas situaciones pues los asentamientos urbanos se componen con gente de escasos recursos y personas con grandes ingresos, lo que genera una sinergia que permite a los individuos acceder a diversos mecanismos sociales que les permiten salir de situaciones que generan violencia.

En ese sentido, manifestó que existen ejemplos en el mundo en los cuales la intervención urbana ha permitido el desarrollo zonas seguras, como es el caso de los barrios pobres en Bogotá, Colombia, en donde se intervino mediante la creación de bibliotecas y museos, lo que orientó la perspectiva de vida de los habitantes con un acercamiento a la cultura, la recreación y el deporte; de esta forma afirmó que el mejoramiento del entorno urbano físico también abona a las estructuras sociales.

 

Con información de la UAA