Cada año mil personas en Aguascalientes sufren un infarto al miocardio

 

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en una epidemia que de no atenderse de manera eficiente, para el año 2030 podrían causar la muerte de 23 millones de personas, sostuvo detalló Edmundo Bayram, presidente de la fundación cardiovascular de Aguascalientes

“Si el día de hoy no tomamos las acciones necesarias para frenar esta epidemia, en 10-15 años no habrá infraestructura hospitalaria que soporte la cantidad de enfermos con patologías de origen cardiaco” detalló Edmundo Bayram, presidente de la fundación cardiovascular de Aguascalientes.

En el caso de Aguascalientes, cada año mil personas sufren un infarto al miocardio y 50% de ellas no alcanzar a llegar al hospital para recibir atención oportuna Integrantes de la fundación cardiovascular alertaron sobre el incremento en el número de pacientes jóvenes con problemas cardiacos.

En los últimos años, el 20% de las personas que sufrieron un infarto fueron menores de 40 años “Ha incrementado, cada vez vemos a más pacientes jóvenes, más que nada a nivel de los pacientes 30-35 años en la fase reproductiva de su vida, a nivel laboral y económico y que tienen todo este estrés que comentábamos, las presiones de lo económico, laborales”, Alfredo Elizalde, médico cardiólogo Ante esta problemática se trabaja en campañas a nivel mundial para prevenir más muertes por problemas cardiacos, el objetivo es que la población adquiera hábitos saludables como disminuir el consumo de grasas y ejercitarse. Así mismo se trabaja en la fabricación de nuevos medicamentos que permitan combatir estas enfermedades y mejoren la calidad de vida de los pacientes.

La más reciente creación está dirigida a pacientes con insuficiencia cardiaca, y es que el 50% de las personas con este mal, mueren al año de haber sido diagnosticados. “Este nuevo medicamento reduce un 20% la mortalidad de estos pacientes, esto es algo importantísimo porque no ha habido en los últimos 20 años un nuevo medicamento para el tratamiento de este tipo de pacientes” detalló Edmundo Bayram, presidente de la fundación cardiovascular de Aguascalientes.

"La fórmula de este nuevo medicamento es sacubitril valsartan, el cual ya se puede encontrar en las farmacias de Aguascalientes pero a un precio alto, pues se estima que el tratamiento para un mes con esta medicina cuesta 800 pesos"  La meta es que este medicamento sea incluido en el catálogo del IMSS para que los pacientes tengan acceso a él y también se pueda obtener a través del seguro popular, comentó.

 

ABC