Habrá sanciones para el PRI por presentar información falsa

 

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) desechó la queja contra Martín Orozco Sandoval por el presunto rebase del tope de gastos de campaña y perfiló sanciones al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a un corredor público por presentar información inverosímil como pruebas en el recurso.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI)  intentó sorprender a esta autoridad proporcionar información falsa  y pretender   se cuantificaran al denunciado gastos dobles o bien inexistentes, lo que devino en un gasto de recursos humanos y materiales de la autoridad, distrayendo la atención de los casos serios que esta autoridad en el ámbito de sus atribuciones debe conocer”, consideró el dictamen, que dio vista a la Secretaría Técnica del Instituto para valorar la sanción correspondiente cuando la sentencia quede firme.

También ordenó una revisión al Informe Anual del ejercicio 2016 del PRI, para verificar cuánto gasto en los honorarios del corredor público que elaboró el peritaje que presentó como prueba, y dio vista a la Secretaría de Economía para que evalúe lo que proceda, toda vez que el fedatario incurrió en contradicciones. En su queja, el PRI acusó a Orozco Sandoval y al PAN de haber erogado 19.8 millones de pesos en la campaña para la gubernatura, por arriba del tope de 16.3 millones de pesos. Como prueba presentó un peritaje del corredor público 65 de la Ciudad de México, Alfredo Trujillo Betanzos.

Aprobado por mayoría, el dictamen “advierte la evidente contradicción en la que cae el perito, pues por una parte señala que no efectúo una revisión independiente respecto del contenido y veracidad de la información proporcionada por el solicitante, habiendo señalado que realizó una inspección ocular en el recorrido realizado entre el 3 de abril y el 1 de junio de 2016, sin especificar”. A pesar de la exoneración, el Consejo General ordenó a la Unidad Técnica de Fiscalización dar seguimiento a los informes de campaña del gobernador electo, a fin de hacer observaciones a la documentación presentada. El presunto rebase de 20 por ciento al tope de gastos de campaña fue presentado por la dirigencia estatal del PRI como argumento para impugnar la elección de gobernador en Aguascalientes.

El tricolor aún puede apelar esta sentencia ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Junto con esta queja, el INE desechó otra también contra Martín Orozco y el PAN, por irregularidades en el origen y aplicación de los recursos públicos utilizados en su campaña. En esta, el Consejo evaluó que el PRI tampoco fundó debidamente las acusaciones de desvío de recursos del ayuntamiento de Aguascalientes en la entrega de despensas y propaganda electoral en bardas, y del gobierno del estado de Guanajuato en la realización de un spot de campaña.

Nuevamente, ordenó a la Unidad Técnica de Fiscalización dar seguimiento a los informes de campaña del entonces candidato, a fin de hacer observaciones a la documentación presentada. Esta sentencia también puede ser apelada.

 

 

http://nwnoticias.com/