Aunque con la armonización de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, aprobada por unanimidad del Pleno Legislativo el pasado jueves; todos los funcionarios públicos deberán presentar su declaración tres de tres (patrimonial, fiscal y de no conflicto de intereses), éstos no están obligados a dar a conocer dicha información de manera pública.

Jorge Varona Rodríguez, coordinador del grupo mayoritario PRI-PVEM en el Congreso del Estado, explicó que los funcionarios tendrán la opción de publicar únicamente una versión pública de sus bienes.

"Aquí hay un tema también importante que confío en que todo mundo lo entienda bien. Lo que es la protección de datos personales. Se llama una versión publica que es la que debe darse a conocer, ¿por qué?, para proteger ciertos datos personales que no es simulación ni es una manera de ocultar cosas, sino de que sí se pudiera hacer vulnerable a un servidor público teniendo una fortuna legítima, porque hay quienes tienen una fortuna legítima, por herencia, por sus negocios, por actividades totalmente lícitas, tienen cierto patrimonio y puede prestarse a extorsiones, a chantajes, inclusive a cosas más graves. Aparte también como ciudadanos en lo particular tienen el derecho de proteger sus datos personales.

Entonces hay que cuidar la versión pública de esos datos, pero ya es obligatorio". El legislador señaló que es en la esfera federal en dónde se decidirá qué información deberán contender dichas versiones públicas. "En México la legislación nacional determinará las modalidades de esa versión publica para la protección de datos personales, no tiene otro objetivo".

 

MC