La semanada pasada, 55 hombres y 12 mujeres fueron trasladados sin previo aviso de penales de Aguascalientes a otros reclusorios en diversas entidades del país.

Aunque el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) calificó el asunto como preocupante y violatorio de los derechos fundamentales, para el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, Eduardo Bahena Pineda, no se cometió ninguna irregularidad en el acto.

El funcionario argumentó que el traslado fue una orden federal, agregó que los internos estaban pugnando penas por haber cometido delitos federales y son de alta peligrosidad.

“Efectivamente no nos avisaron, llegó la orden a las 12:40 horas de esa misma noche, en donde nos ordenaban trasladarlos a determinado lugar por parte de las autoridades federales, nosotros tampoco teníamos conocimiento de ese movimiento. Cometieron delitos dentro del ámbito federal y por eso ellos están regulados por el Sistema Nacional de Reinserción Social Federal.

Estimo que no hubo absolutamente ninguna irregularidad por parte de la secretaría y de la dirección general de reinserción, nosotros cumplimos ordenes del sistema nacional”.

Agregó que Martín Jáuregui ha sido informado sobre lo sucedido con los internos, "el director general de reinserción social es quien ha tenido contacto con el Ombudsman y le explicó el motivo por el cual fue esa salida tan silenciosa. Quiero agregar que el traslado fue silencioso y discreto porque se trata de internos de cierto riesgo de peligrosidad, y nosotros en los ceresos de aquí no contamos con las medidas necesarias, porque ellos van penales de alta seguridad, nuestros penales son de seguridad media y ellos representaban cierto riesgo por ser de alta peligrosidad".