"Nadie me lo dijo, personalmente me he dado cuenta en las visitas de inspección que hemos realizado"  Jesús Eduardo Martín Jauregui

 

El titular de la Comisión Estatatal de Derechos Humanos (CEDH), Jesús Eduardo Martín Jáuregui, indicó que derivado de visitas de inspección realizadas a los centros de reclusión, se detectaron problemas graves de hacinamiento.

Informes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) elaborados en 2015 a nivel nacional ya denunciaban dicha problemática en los reclusorios de Aguascalientes, sin que hasta el momento se haya hecho nada para solucionarlo.

"Si en una celda para siete personas tienes 18 internos, no sé como le llaman a eso si no hacinamiento, desde mi punto de vista eso es hacinamiento, no tienen más remedio que acostarse en el suelo”. Martín Jáuregui agregó que además de no contar con un espacio personal vital, las celdas en donde meten al doble de los internos para los que están diseñadas, sólo cuentan con un baño y en muchas ocasiones los presos tienen que usar cubetas.

“En esa celda hay solamente un baño, después de determinada hora cierran y ya no pueden salir, en varias de las celdas llevan un balde porque tienen la necesidad de ocupar al mismo tiempo el baño. Hay varias celdas con mayor número del que deberían de tener". 

El Ombudsman de Aguascalientes denunció que en muchas ocasiones el personal de los reclusorios ha impedido el paso a los trabajadores de la CEDH para realizar las visitas de inspección, motivo por el cual fue girado un oficio a autoridades federales como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, y la Comisión de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Hasta el momento las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública no han aceptado las observaciones de la CEDH.

"Lamento que la información que aparentemente tiene la secretaría de seguridad pública del estado no corresponda con lo que pasa realmente en los ceresos. Nadie me lo dijo, personalmente me he dado cuenta en las visitas de inspección que hemos realizado.

En algunas ocasiones nos han impedido el acceso a los cuatro centros de reinserción y eso es totalmente ilegal, porque nosotros no sólo tenemos la facultad, sino la obligación de revisar estos centros. Ellos dicen que no nos dejaron pasar porque llevábamos una cámara, pero eso no es un impedimento, no es una visita de cortesía, es una visita de inspección", concluyó.

 

RV