El primer ministro turco, Bilari Yildirim, ha informado que hay un intento de golpe de estado llevándose a cabo en Turquía, con maniobras militares no aprobadas por las cadenas de mando. Se ha decretado el toque de queda en todo el país y la imposición de la ley marcial.

 

Fuentes cercanas a presidencia explican a la agencia Reuters que se trata de un intento de golpe de estado por parte de una facción del ejército. Yildirim sostiene que “nada dañará la democracia turca” y ha llamado a la calma, si bien ha advertido de que los responsables “pagarán el mayor precio”. El primer ministro, incluso, ha llamado a combatir el levantamiento en caso de que la situación “sea seria”.

 

Diversas fuentes turcas aseguran que detrás del golpe estaría el movimiento Gulen, islamista opuesto a Recep Tayyip Erdogan. El presidente se encuentra de vacaciones, por lo que no estaría en su oficina, pero fuentes de su gabinete afirman que está a salvo.

 

Las fuerzas armadas sostienen que han tomado el control a lo largo de la nación y que han detenido tanto al jefe del Estado mayor como a diversos ministros. En un comunicado, desaprobado por el gobierno, los militares afirman que actúan para mantener el orden democrático, los derechos humanos y el Estado de Derecho. Asimismo, dicen que mantendrán las relaciones internacionales sin cambios.

 

Fuerzas militares se han desplegado en los puntos estratégicos como instalaciones gubernamentales, la televisión pública y aeropuertos. Según testigos, tanques limitan el paso en el aeropuerto de Ataturk, en Estambul, donde se han suspendido todos los vuelos.

 

Diversas agencias de comunicación habían reportado a última hora de esta tarde tiros en la ciudad de Ankara, donde la policía ha puesto en alerta a todas sus unidades. Según han afirmado testigos a la agencia Efe y Reuters, se han escuchado disparos cerca del cuartel del Estado Mayor.

 

Las comunicaciones han empezado a fallar conforme avanzaba la noche. La televisión pública ha cortado su emisión, páginas del gobierno han caído y la llegada de información por redes sociales se ha interrumpido, ya que a las diez de la noche hora local se ha cortado el acceso a Youtube, Facebook y Twitter. Los mensajes de Whatsapp estarían presentando problemas.

 

 

 

Con información de: vanguardia.com