Niza, Francia.- La suma de muertos tras el atentado en Niza ascendió a 84 (10 de ellos menores de edad), según confirman autoridades.

 

El fiscal general, François Molins, señaló que el ataque también dejó 202 heridos, 52 en estado crítico y 25 de ellos bajo respiración asistida.

 

En efecto, el presidente francés François Hollande aseguró que ese medio centenar de víctimas que sobrevivió "está en estado de urgencia absoluta, entre la vida y la muerte".

 

La policía francesa identificó por sus huellas dactilares al autor del ataque como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años y originario de Túnez. El atacante era conductor de camiones, vecino de Niza y tenía antecedentes por delincuencia común aunque no estaba fichado por terrorismo. También había tenido problemas legales por violencia doméstica. Las autoridades afirman que aún no han encontrado vínculos entre el atacante y el extremismo yihadista.

 

Sin embargo, el presidente Hollande dijo la noche del jueves en una alocución televisada que se trató de "un acto terrorista innegable".

 

El mandatario señaló además que extenderá el estado de emergencia, el máximo nivel de seguridad en Francia, durante los próximos tres meses. "Francia está afligida por esta nueva tragedia. Es un horror lo que ha ocurrido", aseguró.

 

El procurador de Niza, Jean-Michel Prête, explicó a los medios que el camión avanzó durante dos kilómetros en medio de la multitud arrollando a las personas congregadas en la celebración del día nacional de Francia. 

 

Mientras tanto, Brasil, sede los Juegos Olímpicos, ha confirmado que reforzará y aumentará la seguridad durante todo el evento para evitar que suceda algún tipo de acto terrorista.