Los expertos afirman que Vladimir Putin trata de reafirmar el poderío militar de Rusia ante Estados Unidos y sus aliados en todo el mundo.

Se podría decir que los dos bombarderos rusos que los aviones caza estadounidenses interceptaron el 4 de julio en las costas de California son un insulto metafórico a Estados Unidos. "Buenos días, pilotos estadounidenses. Estamos aquí para saludarlos en su Día de la Independencia, el 4 de julio", dijeron, según el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, por sus siglas en inglés).

Bombardero Ruso

Los aviones de combate estadounidenses interceptaron a otros dos bombarderos rusos Tu-95 el mismo día, en las costas de Alaska. En ambos casos, los aviones de combate estadounidenses volaron para interceptar a los bombarderos rusos y estos dieron media vuelta. CNN analiza el significado de los actos de los rusos.

¿Por qué Rusia está haciendo esto? De acuerdo con Nick de Larrinaga, editor para Europa del sitio IHS Jane's Defence Weekly, todo es parte de los esfuerzos de Vladimir Putin, presidente de Rusia, por reafirmar la presencia de su país en el escenario internacional.

"Él considera que la postura política de Rusia y el honor que se le confirió han mermado mucho desde el final de la Guerra Fría", dijo. Recomendamos: Las cumbres de Rusia y sus nuevas estrategias geopolíticas Las actuales demostraciones de fuerza son parte del esfuerzo de Putin por asegurarse de que Rusia reciba el respeto que se merece y de demostrar que "sigue siendo una potencia militar y una fuerza a la que hay que tomar en cuenta", dijo De Larrinaga.

Para Adam Kinzinger, asambleísta y veterano de la Fuerza Aérea, la visita de los bombarderos Tu-95 debería considerarse como "un acto de agresión" cuyo propósito es manifestar el poderío ruso. "Si alguna vez dudaste de que la Guerra Fría ha recomenzado, quiero decir que estas son la clase de maniobras que muestran que así es", dijo Kinzinger a CNN.

"Creo que se ha restablecido, probablemente no con la intensidad de la década de 1980, pero se han restablecido, en esencia, la clase de principios de la Guerra Fría que en ese entonces eran un despliegue de fuerza de ambas partes".

Kinzinger, asambleísta por el estado de Illinois que perteneció a la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea de Representantes, comparó a Putin con un acosador escolar y dijo: "a veces, el niño más pequeño del salón es el principal acosador. Así es él".

¿Qué ganaría Rusia?

No mucho, fuera de un estímulo a su ego y la oportunidad de mantener a las fuerzas armadas de otros países en alerta. La intención de sus patrullajes de combate aéreo se centra más en la esfera internacional que en el público de Putin en casa, en donde es poco probable que les den mucha cobertura mediática, dijo de Larrinaga.

http://www.cnnmexico.com/