Los miembros de la FIFA eligen este viernes a su nuevo presidente en medio de un escándalo de corrupción que ha golpeado a su actual líder, Joseph Blatter, en una sesión donde las protestas y una amenaza de bomba se hicieron presentes.

En la apertura del 65 Congreso Mundial de la FIFA este viernes, Blatter, quien busca su reelección por otros cinco años, pidió a los delegados seguir los mismos principios que en el campo de futbol: "disciplina, respeto y juego limpio". Mientras se desarrollaba el Congreso, la policía de Zúrich reportó que recibió un aviso de bomba.

Las fuerzas de seguridad revisaron el lugar, pero descartaron que se tratara de una amenaza real. La amenaza se produjo por teléfono en la mañana del viernes, dijo la policía de Zúrich, que agregó que no se generaron evacuaciones en el Congreso de la FIFA, reportó la agencia Reuters.

También hubo otro incidente: mientras Blatter pronunciaba un mensaje, fue interrumpido por dos manifestantes propalestinos que pedían la suspensión de la Federación Israelí de Futbol y que fueron rápidamente expulsadas de la sala, reportó AFP. Para este día de elección, cada una de las 209 asociaciones miembro de la FIFA tiene un voto.

Un candidato necesita dos tercios de la primera votación para ser presidente si todos los miembros votan. Blatter aseguró su reelección 2011 con 186 votos a su favor, de 203. Si no hay un ganador después de la primera votación, habrá una segunda votación en la que se necesita solo una mayoría de 105 votos para ganar. Los delegados tendrán todo el día, en lugar de los 90 minutos que tienen los jugadores, para hacer su trabajo, dijo, pero trabajando juntos iban a lograr su objetivo. Los instó a demostrar al mundo que podrían dirigir la FIFA juntos. "Les deseo buenas deliberaciones en el espíritu del juego limpio y el respeto", concluyó.

El organismo anunció este viernes que no celebraría una conferencia de prensa después de la votación, lo que significa que el ganador no se comparecerá a los medios de comunicación hasta el sábado.

El único rival de Blatter en la contienda presidencial es el príncipe jordano Ali bin al Hussein, candidato propuesto por la Asociación de Fútbol de Inglaterra para desafiar el reinado de 17 años de Blatter.

CNNMéxico.com